standars

pincha aqui y veras el esquema

 standars

 

 

    Aspecto general: Aspecto cuadrado y fuerte, con gran sisimetría y robustez general. No es patilargo y tiene un abundante pelaje por todo el cuerpo. Es un perro grueso y musculoso, robusto y con expresión muy inteligente. El contorno natural del perro no debería ser modificado artificialmente mediante el corte del pelaje con tijeras o maquinilla.

    Sólo tiene que observar la cabeza más larga y más enjuta del Deerhound o la cabeza finamente cincelada de un Caniche para saber qué aspecto no debería tener un Bobtail. En nuestros tiempos. en los que se ha dado tanta importancia al pelaje para el ring de las exposiciones, sería interesante ver algunos ejemplares con su pelaje afeitado o empapados en el baño. El Bobtail era una raza que debía trabajar en todo tipo de terrenos, así que debía tener un cuerpo robusto y unas extremidades fuertes. La vista lateral, si se la imagina sin cabeza ni cuello, debería encajar en un cuadrado.

 

    Características: De gran resistencia, con una línea superior que se eleva suavemente y un cuerpo en forma de pera, visto desde arriba. El paso tiene un bamboleo típico cuando camina o pasea a paso normal. El ladrido tiene un tono característico.

    Un aspecto característico de la raza era su ladrido, aunque como no esperamos que un perro de exposición ladre, la referencia a este particular ha sido eliminada.

 

     Temperamento: Es un perro dócil con un carácter equilibrado, fiel y digno de confianza, ni miedoso ni agresivo si no se le provoca.

 

    Cabeza y cráneo: En proporción con el tamaño del cuerpo. Cráneo espacioso y bastante cuadrado. Bien arqueado por encima de los ojos y con un stop bien definido. Hocico fuerte, cuadrado. Truncado; mide aproximadamente la mitad de la longitud total de la cabeza. Trufa grande y negra. Orificios nasales amplios.

    La cabeza posee un cráneo cuadrado y bastante espacioso, que arquea por encima de los ojos y con un stop identificable (el stop es el surco existente entre los ojos allá donde la cabeza se eleva desde la línea superior del hocico). Se desea una mandíbula fuerte, lo que ayuda a dar a la cabeza su aspecto robusto. Las mandíbulas débiles parecen como recortadas. L trufa debería ser grande y negra. Un perro de trabajo necesita una trufa de buen         tamaño con los orificios nasales amplios. Si la trufa fuera pequeña y los orificios nasales estrechos, entraría poco aire en los pulmones y, por tanto, en el torrente circulatorio. Esto daría como resultado un perro que se cansaría fácilmente y que seria incapaz de trabajar durante muchas horas. El aspecto externo de la trufa debería ser <<mojado>>.

 Si un perro trabajara al sol y tuviera una trufa que careciera de pigmento, ésta pronto se quemaría y acabaría irritada, mientras que los bordes de los ojos no estarían tan expuestos al sol y se verían cubiertos por el pelaje del perro, que caería hacia delante. En los cachorros nos podemos encontrar con una pigmentación incompleta de la trufa, lo que recibe el nombre de << trufa de mariposa>>.

 

    Ojos: Bien separados. Oscuros o uno azul y el otro oscuro. Se admiten los dos ojos de color azul. Los ojos de color claro son un defecto. Se prefiere que los bordes de los ojos sean pigmentados.

Los ojos deberían ser oscuros o uno de color azul y el otro oscuro. Un buen ojo oscuro muestra profundidad e inteligencia. Los ojos de color más pálido parecen carecer de carácter y expresividad. En el caso de los perros con un ojo oscuro y otro azul (<<wall-eyed>> en inglés), éste debería tener una buena coloración y estar bien definido, ya que un tono gris perla no aporta absolutamente nada a la expresividad. También se aceptan los dos ojos de color azul: en tal caso no se les llama <<doble wall-eyed>>, sino que se les conoce como <<china>> o <<azules>>. De nuevo, deberían tener una buena coloración y estar bien definidos. La buena pigmentación del borde de los ojos es muy deseable, aunque en algunas líneas de consecución de unos bordes de los ojos con varios años. Se es permisivo con el desarrollo de la pigmentación en el borde de los ojos, pero cuando ésta falta en la trufa no se tiene la misma permisividad al llegar el animal a la madurez.

 

    Orejas: Pequeñas y portadas planas al lado de la cabeza.

Las Orejas serán, en condiciones ideales, pequeñas y pulcras, aunque frecuentemente con más grandes de lo deseable. Cuando están cubiertas de un pelaje abundante pueden impedir que el aire llegue al oído, y si no son examinadas regularmente los problemas no tardarán en aparecer. 

 

    Boca: Dientes fuertes, grandes y dispuestos regularmente. Maxilares fuertes y con un cierre de tijeras perfecto, regular y completo: esto es, los incisivos superiores quedan justo por delante y en estrecho contacto con los inferiores y están insertados perpendicularmente respecto a los maxilares. Se tolera el cierre de pinzas, aunque no es deseable.

    Son necesarios unos dientes fuertes y dispuestos regularmente en los maxilares. Si el cierre es nivelado, los bordes de los incisivos superiores e inferiores se tocarán. En tal caso, los dientes se desgastarán. En el pasado se aceptaba este cierre, aunque diría que en la actualidad se tolera, aunque realmente no es deseable. El cierre ideal es el de tijeras, en el que los incisivos superiores quedan justo por delante y en estrecho contacto con los inferiores, sin que exista separación entre ellos.

Si hay un espacio apreciable el cierre es avanzado. Cuando se da esto siendo el maxilar inferior más largo que el superior tenemos un cierre retrasado. Yo creo que no se debería ser nada tolerante con las faltas en la dentición, ya que pueden, finalmente, dar lugar a pérdidas en la calidad de la cabeza y en la fuerza del hocico.

 

     Cuello: Bastante largo, fuerte y elegantemente arqueado.

Es necesario que el cuello sea largo para que el perro pueda ver por encima de los animales que tiene a su cargo. Debería tener un arco elegante. Si nos encontramos con un cuello corto entonces, e invariablemente, esperaremos encontrarnos con una estructura pobre del hombro, lo que conferirá un aspecto como de buey.

 

     Extremidades anteriores: Patas anteriores perfectamente rectas, con una buena osamenta y que sostienen el cuerpo bastante alejado del suelo. Los codos bien ajustados contra el pecho. Los omoplatos deben ser oblicuos y bien echados hacia atrás; son más estrechos en la cruz que en la punta del hombro. Los hombros cargados son un defecto. El perro de pie es más bajo en su cruz que en su riñón.

Las extremidades anteriores requieren una buena osamenta y unas patas rectas que estarán bien cubiertas de pelo. Los hombros deberían estar bien echados hacia atrás desde su punta (en el antepecho) hasta la cruz (que se encuentra justo detrás de la base del cuello). La parte superior de la pata anterior se dirige entonces hacia atrás, hacia los codos. En condiciones ideales, estos dos importantes huesos que conforman el hombro serán, aproximadamente, de la misma longitud. Si hay una falta de angulación del hombro, el perro será incapaz de dar unos pasos con las extremidades anteriores que tengan un buen alcance. Si su movimiento se ve impedido tendrá que dar muchos más pasos cortos, lo que es algo muy cansado para una raza de trabajo. 

 

    Cuerpo: Bastante corto y compacto, con las costillas bien abovedadas  y una musculatura pectoral profunda y amplia.

El cuerpo es bastante corto, pero necesitará tener una buena profundidad de la musculatura pectoral, que llegará hasta la altura de los codos. También debería mostrar un buen arqueamiento de las costillas. Esto le confiere un gran espacio para la expansión del corazón y los pulmones. La línea superior del Bobtail se eleva tras la cruz hasta llegar al riñón, que es la zona musculosa que se encuentra detrás de la caja torácica y delante de la pelvis (caderas).

 

    Extremidades posteriores: Riñón muy resistente, ancho y suavemente arqueado. Las patas son robustas y musculosas. El segundo muslo es largo y está bien desarrollado. La babilla está bien angulada y los corvejones quedan bajos. Vistos desde detrás, los corvejones deben ser perfectamente rectos y los pies no se volverán ni hacia dentro ni hacia fuera.

Las extremidades posteriores deben ser fuertes y potentes. Se exige que sean redondeadas y musculosas. La babilla (rodilla) debería ser fuerte y tras ella tenemos la pata, que descenderá hasta el corvejón, que también debería ser fuerte. Las extremidades posteriores deben estar cubiertas de abundante pelo, lo que hará que tenga el aspecto como de pantalones abombachados. La articulación del corvejón debería quedar baja, ya ye es de vital importancia para la fuerza del movimiento posterior.

 

     Pies: Pequeños, redondos y apretados, con los dedos bien arqueados y con las almohadillas gruesas y resistentes. Los espolones deberían amputarse.

Los pies deberían poseer unos dedos bien arqueados, ser pequeños, tener una forma redondeada y con unas almohadillas gruesas. Los pies finos y que se abren y pisan mal no serian de utilidad para un animal que debe trabajar en todo tipo de terrenos y bajo todo tipo de condiciones climáticas. Recuerde que el Bobtail utilizaba sus pies para llevar rebaños al mercado, viajando por caminos escabrosos.

 

     Cola: Por costumbre, se corta completamente. Se debería seguir la legislación vigente en cada país para hacerlo.

Dado el nombre de la raza (en inglés, Bobtail quiere decir cola cortada) es esencial amputarla.

 

    Marcha/Movimiento: Cuando camina muestra un bamboleo, de atrás hacia delante, semejante al de un oso. Cuando trota, muestra una extensión fácil y con la impulsión dada por las extremidades posteriores con fuerza, las extremidades se desplazan en un plano paralelo al ángulo del cuerpo. Galope muy elástico. Con movimiento lento, algunos perros tenderán a marcar el paso. En acción, puede adoptar un porte natural de la cabeza más bajo.

    El movimiento debe ser fuerte y fácil. La buena estructura del hombro debería otorgar un buen alcance anterior, y la robusta parte posterior, con unos corvejones bajos, proporcionará una fuerte propulsión. Un problema que a veces se presenta es que la articulación del corvejón subluxado o <<que se sale>>: no resistirá la presión aplicada desde atrás y se desliza hacia delante. Si los corvejones están debilitados, el perro es incapaz de tener una buena fuerza de propulsión. Cuando un animal tiene dos articulaciones d los corvejones defectuosos, el movimiento posterior parecerá bastante homogéneo, mientras que la combinación de un corvejón débil y otro fuerte seguramente mostrará un movimiento desigual a aquellos que observen al perro alejándose. Esta debilidad del corvejón se puede apreciar con bastante facilidad cuando se observa el movimiento de perfil, ya que el movimiento es bastante desagradable y no vemos ese fuerte impulso hacia delante. Ésta es una buena razón para hacer que los perros no caminen demasiado deprisa cuando están siendo valorados por el juez.

 

     Capa: Abundante, de una textura áspera, no es lisa, aunque es hirsuta y exenta de bucles. La subcapa es impermeable. La cabeza y el cráneo están bien cubiertos de pelo. Las orejas moderadamente guarnecida. El cuello y las extremidades posterior lo están más que el resto del cuerpo. La calidad, textura y abundancia serán más valoradas que la mera longitud.

    El pelaje debería ser abundante, de una textura áspera pero no rizada. La subcapa debería ser suave e impermeable. Aunque el pelaje rizado es incorrecto, la capa externa no es perfectamente lisa y está lo que podríamos llamar <<quebrada>>: está un poco alejado de ser perfectamente liso.

 

     Color: Cualquier tono d gris, canoso o azulado. El cuerpo y las extremidades posteriores serán de un mismo color, con o sin <<calcetines>> blancos. Las manchas de color blanco en esta zona de otro color no son nada deseables. La cabeza, el cuello. Las extremidades anteriores y el abdomen deben ser blancos (con o sin manchas). Cualquier tono de color marrón es un defecto.

    El color puede ser gris en todas sus tonalidades, canoso, azulado o azul merle (rara vez vemos el patrón moteado del merle, que en inglés es un palabra que deriva de marble, o sea <<marmolado>>). Capa con sin manchas blancas. Rara vez vemos perros sin una apreciable cantidad de color blanco en su capa, lo que es indicativo de la moda en el ring de los certámenes caninos. En el pasado se veían ejemplares excelentes con muy pocas manchas de color blanco, pero parece ser que la moda impuso. El marrón es un defecto: el pelaje muerto y no eliminándose volverá de un color rojizo marronoso. Las manchas fuera de lugar no son deseables y los cachorros que nacen con grandes manchas de color blanco suelen ser vendidos como mascotas. De todas formas, han visto perros en los EE.UU. (algunos de ellos eran campeones), con granes manchas blancas por todo su cuerpo. La utilización de perros con demasiado color blanco podría suponer un primer paso hacia el albinismo e incluso la sordera. Los criadores responsables suelen inscribir a estos perros en el libro de orígenes genealógicos de una sociedad canina nacional, cuando su reglamento lo permite, con la restricción para que la descendencia de estos animales no sea inscribible (se conoce como registro limitado).

 

    Talla: Altura: Machos: igual o mayor de 62 cm.; hembras: igual o mayor de 56 cm. El tipo y la simetría sonde la máxima importancia y bajo ningún concepto serán sacrificados a expensas exclusivamente de la talla.

    Aunque el estándar ha sido ligeramente modificado a lo largo del tiempo, no ofrece un límite superior para la altura, lo que deja vía libre al aumento del tamaño que puede obtenerse y ser expuesto con éxito. Aunque estos perros de mayor tamaño pueden resultar muy atractivos, sería triste que un buen día un ejemplar de menor tamaño fuera ignorado por un juez que creyera que uno de mayor tamaño resulta más espectacular en la competición entre los perros de su Grupo. <<Mayor>> no siempre significa <<Mejor>>. Las dietas equilibradas actuales habrán contribuido al mayor tamaño de los cachorros, al igual que los niños de cada generación que pasa parecen ser algo más altos. El equilibrio general es muy importante.

 

    Faltas: Cualquier desviación en los puntos antes mencionados debería considerarse como un defecto que será penalizado en función de su gravedad.

 

    Nota: Los machos deben tener dos testículos aparentemente normales y que hayan descendido   por completo hasta el escroto.